Unas palabras a los que educan en casa

Mi esposa y yo nos encontramos en este preciso instante en el medio del camino educando en casa a nuestros hijos Paola, Kaleb y Génesis, y aunque el camino es duro y un tanto cuesta arriba no nos arrepentimos en ninguna manera, pues sólo hemos visto bendiciones. Y aunque para algunos pareciera que estamos un poco locos o desenfocados al escoger educar en casa a nuestros niños, estamos más que agradecidos a Dios por habernos mostrado el camino que debemos seguir respecto a la “verdadera educación” para nuestros hijos.

Dado el compromiso que tenemos hacia nuestros hijos y la sociedad en que vivimos, sería negligente de nuestra parte no decirles unas cuantas palabras (o varias) y darles algunos consejos inspirados con respecto a la educación de sus hijos.

Kaleb en clase de geografia
Nuestro segundo hijo en medio de una clase intensiva de geografía. La naturaleza es el mejor salón de clases para nuestros hijos. Todo lugar que visitamos es una experiencia de aprendizaje para ellos.

El mejor salón de clases… es dondequiera que nos encontremos en ese momento.

A los padres:

Para todos aquellos que se han dado a la tarea de educar a sus hijos en casa queremos decirles que están haciendo lo correcto y recibirán bendiciones de parte de nuestro Padre que está en los cielos quién nos ha dado ese mandato. Nuestra esperanza está solamente en Él al enseñarles a nuestros hijos en palabra y en verdad a través de una vida sana y de beneficio para los demás. A todos ustedes que están haciendo este trabajo sagrado con sus hijos, les damos las gracias pues están contribuyendo en su bienestar y la salvación de sus almas.

 Aquí en De Vuelta A Lo Básico solo estamos cumpliendo con nuestro deber, es por eso que nos hemos dedicado a compartir con ustedes todo lo que podamos para que les sirva de ayuda en este camino que recorremos a diario, el cual Dios ha puesto para la salvación de aquellos que ha puesto en medio nuestro, pues nuestros hijos no son nuestros, Él nos los ha prestado para que los enseñemos en sus caminos y los preparemos para devolvérselos cuando Él regrese a buscarnos.

 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” Proverbios 22:6

A los hijos:

Obedecer es tu trabajo ahora. La Palabra de Dios dice que eso es lo que los hijos deben de hacer. El quinto mandamiento así lo dice.

 “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.” Efesios 6: 1-3

 “Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.” Colosenses 3:20

En cuanto a como debemos de vivir:

Aún si no tienes espacio en tu casa ni para una planta de tomate en un cubo, los beneficios de aprender a ser autosuficientes y de vivir una vida fructífera y no de dependencia son todavía tuyos, pero sólo si deseas vivir de esta manera, pues puedes escoger depender de otros para suplir tus necesidades básicas si así lo deseas. La desición es tuya.

 Esperamos que esta página de internet pueda servir para crear conciencia en aquellos que la leen en ver más allá de sinplemente una vida de dependencia y que podamos soñar, aprender a afrontar retos, aprender a adaptarnos y por ende tener éxito y victoria sobre los males que tienen atrapados a muchos hoy en día… y que sobre todas las cosas puedan dar la gloria y la honra a Dios.

Que nuestros hijos puedan estar preparados…

Sinceramente… los miembros de De Vuelta A Lo Básico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home2/afeb1705/public_html/wp-content/plugins/google-language-translator/google-language-translator.php on line 332