La vida en el campo – Parte 1

Campo 1Algunas personas consideran que la vida en el campo trae consigo muchas privaciones, que al irnos a vivir a sitios rurales o a las montañas estamos privándonos y a nuestros hijos de las comodidades y la conveniencia de las ciudades donde todo está a la vuelta de la esquina, por así decirlo. Pero en realidad se puede vivir prácticamente bien con muchas de las comodidades que provee la tecnología (si así se desea) en el campo donde el ambiente es más sano y natural.

Valga recalcar que si vivir de lo básico se trata, muchas de esas cosas que nos alejan de lo natural (como podría llegar a ser la tecnología y las comodidades de las ciudades) estarían fuera de nuestro menú. Y no me mal interpreten, no estoy en contra de la tecnología pues gracias a ella me puedo comunicar con ustedes a través de esta página, solo que la tecnología es buena hasta cierto punto, y solo si se usa para bien, pero podría llegar a ser dañina si no la sabemos usar, o si dependemos de ella en su totalidad.

Bueno, volvamos al asunto de vivir en el campo.

Vivir rodeado por al naturaleza trae por consecuencia muchos beneficios que no sólo mejoran la calidad de vida de las personas sino que resulta en múltiples mejoras para la salud.

Está demostrado que el aire puro, rico en oxígeno, porta consigo partículas vitalizantes que el cuerpo absorbe no solo a través de la respiración, si no también a través de las células de la piel. De esta forma contribuye considerablemente a la relajación y desintoxicación del cuerpo; incluso provoca una disminución de los pensamientos negativos y las preocupaciones.

Going-Up-the-Country-a27942853Además las personas que viven en el campo:

– Padecen menos de cáncer.

– Padecen menos de hipertensión.

– Desarrollan menos trastornos psicológicos (como ansiedad y depresión)

Entre otros notables beneficios.

El campo también permite un mejor desarrollo de la familia al proveer un ambiente donde se pueden realizar actividades al aire libre que requiere la colaboración de toda la familia. El ritmo de vida mucho más tranquilo que el que encontramos en las ciudades atestadas de carros y personas donde el ruido constante y la prisa mantienen a la mayoría en estrés nos invita a pasar momentos de unión familiar a través de la realización de tareas las cuales nos acercan más a nuestro creador. Por tanto una mejor vida espiritual, la que no se puede desarrollar en medio del bullicio de las ciudades.

¿No cree que es un buen momento para cambiar el humo por el aire puro?  ¿El ruido por la calma?  ¿El tráfico diario por la quietud y la paz del campo?

“Los niños no deben estar expuestos por más tiempo a las tentaciones de las ciudades… Padres y madres, ¿cómo consideráis las almas de vuestros hijos? ¿Estáis preparando a los miembros de vuestras familias para ser trasladados a las cortes celestiales? ¿Los estáis preparando para que sean miembros de la familia real e hijos del Rey celestial? ‘Porque, ¿qué aprovechará el hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?’ Marcos 8:36. ¿Qué importancia tienen el ocio, la comodidad y la conveniencia, comparados con el valor de las almas de vuestros hijos?”

________________________________

… ésto es vivir de lo básico.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home2/afeb1705/public_html/wp-content/plugins/google-language-translator/google-language-translator.php on line 332