La vida en el campo – Parte 2

Como ya mencionamos en nuestra primera parte de La vida en el campo, muchos de los beneficios que trae consigo este estilo, o mejor dicho lugar para vivir se relacionan directamente con nuestra salud. En esta segunda parte vamos a tomarnos un ratito para hablar sobre ellos.

Durante los últimos años las grandes ciudades han atraído a muchas personas a moverse a ellas debido al gran desarrollo tecnológico e industrial que ha ido en aumento, son muchas las personas, 20 añeros comenzando su nueva etapa como profesionales, hasta adultos de todas las edades, algunos de los que antes cultivaban sus tierras. Digo antes pues al parecer muchos de estos antiguos “campesinos” han ido cambiando sus picos y palas por el escritorio, la computadora y un sofá frente a la televisión en medio de una naturaleza de concreto armado. No estoy en contra del progreso ni es mi intención menospreciar a nadie que halla hecho esto, pues yo también recorrí ese camino. Pero como veremos a continuación cuando se cambia para bien es una cosa y cuando se cambia para mal es otra. Al fin y al cabo todo este asunto del campo es una cuestión de salud, aunque para muchos la salud lamentablemente parece ser no la prioridad, para otros sí lo es. Para esos que la salud es la prioridad es que escribo a continuación.

Esto era así hace un corto tiempo atrás por que al parecer se esta volteando la tortilla, hoy son muchos los que en vez de dejar sus tierras en el campo para irse a la ciudad están dispuestos a sacrificar otras áreas tales como el tener que viajar desde el campo a la ciudad cada día para ir a sus respectivos trabajos. Otros que viven en la ciudad están buscando maneras de salir de ellas en busca de un retiro tranquilo para sus horas después del trabajo.

Hay varios motivos por los cuales estamos viendo este fenómeno revertirse, cada persona tiene su propio motivo, pero creo que el motivo mayor es que la gran mayoría está creando consciencia de los beneficios para su salud de una vida en el campo, fuera del bullicio y la contaminación de las ciudades.

Vista desde la ventana
Esta es la vista desde la ventana de nuestra casa un día de invierno.

Lamentablemente muchos de los que viven en la ciudad no conocen lo que es vivir en el campo ya que desde que nacemos lo único que hemos visto es concreto, asfalto, humo, diversiones por todos lados, tráfico, ruido etc. No nos podemos imaginar nada más allá de las cuatro paredes que nos rodean día a día, del aire acondicionado y otras comodidades, aunque algunos sí tenemos una imaginación la cual nos hace soñar con el día en que podremos ser libres, correr, jugar y volver a ser como niños… pero en otro lugar, y que mejor lugar que en el campo. Claro desde que fuimos creados fuimos hechos para vivir al aire libre, en la naturaleza, eso lo llevamos en la sangre, y no lo podemos cambiar.

Hay quienes viven tan atrapados en la jungla de concreto y sus sentidos están tan desensibilizados que no les permiten reflexionar sobre el como en realidad viven hasta que llegan al punto de NO MÁS. Entonces se dan cuenta que todo ha sido una vida artificial, llena de deudas por todas partes las cuales no les dejan dormir, y otro número sin fin de problemas y situaciones familiares asociadas a la vida en la gran ciudad. Muchos que tal vez vendieron o dejaron perder sus tierras en el campo por un “pedacito de cielo” en la ciudad se dan cuenta del grave error del pasado y quieren volver al campo. En fin, todo ha sido por el progreso y la ganancia de dinero.

Hay un dicho que dice:

“…pero sin remedio:

No, no y no, siempre hay una solución a todo, acaso no hay un verso que dice:

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13

y otro que dice:

“Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios” Lucas 18:27

 

Cabritas
Para los niños es mejor vivir rodeados de naturaleza y tener algo de provecho que hacer como criar animales y otras tareas beneficiosas que son parte de la vida en el campo. Este es otro de los beneficios de vivir en el campo. Aquí la tarea de moldear su carácter es mucho mas fácil y crecen sanos y saludables tanto mental, como física y espiritualmente.

La pregunta es ¿y si todo esto es verdad como nos movemos al campo?, bueno eso lo iremos hablando en otros artículos más adelante, pues es nuestra propia experiencia la que les iremos contando, pero ahora para terminar hablemos a vuelo de pájaro de otros beneficios de vivir en el campo.

Algunos beneficios de vivir en el campo

1. Una vida tranquila y sin prisa. Cuando se vive en la ciudad, desde la hora en que nos levantamos andamos en una carrera, en un patín de aquí pa’ lla y de alla pa’ ca. El tiempo no nos da para nada y pareciera como si necesitáramos días de 48 o para algunos hasta de 72 horas. Nunca hay descanso verdadero pues vamos marcando las horas, para todo hay una hora específica y si no vivimos mirando el reloj nos volveremos irresponsables pues siempre estaremos tarde para todo.

2. Aire puro. Cuando se vive en la ciudad es imposible respirar aire sin que este contaminado, ya sea que estés afuera en la calle o dentro de algún edificio, es simplemente imposible. Afuera, los miles de autos que constantemente sueltan monóxido de carbono hasta las grandes fábricas con sus chimeneas que no paran de contaminar el ambiente y encima de todo la falta de naturaleza, la cual purifica el aire, hacen del aire que respiramos un aire viciado y maligno para la salud. ¿Cuantas personas con problemas respiratorios hay hoy en día?

3. El ejercicio y la actividad física. Al trabajar en las tareas diarias en el campo ejercitamos nuestros cuerpos naturalmente. Algo que tanto le hace falta a la mayoría de los que viven en la ciudad. Al vivir en la ciudad desde que nos levantamos estamos de prisa y lo más lamentable es que la mayoría se la pasan sentados en una silla todo el día; sentados en el carro camino al trabajo, sentados en el trabajo en nuestros cubículos, luego sentados de vuelta a la casa y al fin en casa sentados frente a la TV hasta la hora de dormir… y cuando suena el despertador otra vez el mismo cantar, y ¿donde quedo el ejercicio?. Para los que se toman el tiempo, que claro no tienen, la única opción es ir a un gimnasio en alguna localidad o hacer ejercicio en casa, pero hablemos claro, ¿cuantos personas lo hacen?, son pocas, la prisa no nos deja tiempo para ejercitarnos.

4. La alimentación. Cuando se vive en el campo podemos cultivar nuestras propias frutas y vegetales, de una manera más limpia y saludable. Al vivir en la ciudad la dependencia de otros no aporta a una buena calidad ya que lo que comemos en la gran mayoría de los casos es comida enlatada, procesada, comida genéticamente modificada, llena de químicos, causante de tantas enfermedades a corto y largo plazo.

5. Paz, descanso físico y mental. No me acuerdo de alguna noche de las que viví en la ciudad en la que al dar un paso fuera de la casa escuchara total silencio como el que se disfruta en el campo. Para estar en silencio en la ciudad tendría que cerrar completamente la casa, esperar hasta las tantas de la noche y con todo y eso se escucha alguno que otro vecino, camión, avión, o disturbio que no nos deja dormir. En el campo dormiremos con las ventanas abiertas respirando aire puro y fresco. Y que bueno y refrescante es el dormir con el cantar del coquí u otro animalito nocturno nativo de la región en la que vivamos. Los ruidos de la naturaleza son placenteros y relajantes, no molestan a nadie.

Claro vivir en el campo no será como vivir en el paraíso, pues tiene también sus retos y dificultades, por eso muchas personas que se van al campo sin estar dispuestos a aprender y a vivir con menos regresarán a la ciudad trayendo mala espina para aquellos que desean ir allá.

Pero a pesar que no todo es más fácil en el campo, los beneficios pesan más que las dificultades. Tu escoges que es mejor…

Si te haz identificado con algo que he mencionado en este artículo, nos gustaría escuchar tus propias experiencias, déjanos tus comentarios.

En futuros artículos hablaremos más sobre ¿cómo es vivir en el campo? y otras cositas más.

________________________________

… ésto es vivir de lo básico.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home2/afeb1705/public_html/wp-content/plugins/google-language-translator/google-language-translator.php on line 332